Mudarme de casa, cómo mudarme de casa, cuándo mudarse, factura de luz, luz y cómo trasladar factura luz a otra vivienda.

¿Has decidido mudarte? ¿Qué hago con la luz?

Cuando consigues mudarte, te sientes victorioso, pero comienzan a llegar las dudas. Una de ellas, suele ser cómo contratar e instalar la electricidad de tu nuevo hogar a tu nombre. Al llegar a tu nueva vivienda, lo primero que debes hacer es establecer la parte que te corresponda abonar mensualmente y los siguientes pasos, te los explicamos a continuación:

Comenzamos desde el principio, es recomendable que el primer día en tu nueva tomes la lectura del contador. Sea obra nueva o una vivienda usada, te conviene tomar nota de lo que se ha consumido antes de entrar tú, por si las moscas. Como consejo, al mudarte debes tomar nota de los diferentes contadores de la vivienda (luz, agua y gas), para así responsabilizarte solo de lo que tú vayas a consumir, nada más.

Al llegar a tu nueva vivienda: Las 4 posibles situaciones que te encontrarás

Cuando ya hayas tomado la lectura del contador de tu nueva vivienda, puede pasar diversas situaciones, que conviene especificar para facilitar la forma de actuar según cada una de ellas. Las detallamos a continuación:

La luz está dada de alta y te parecen adecuadas tanto la tarifa como la potencia:

Si se da esta situación, y si quieres continuar siendo cliente de la misma comercializadora de energía eléctrica, lo único que debes hacer es cambiar el titular del contrato. Este trámite es rápido y gratuito.

La luz está dada de alta, pero te parece excesiva la potencia:

En este caso, tendrás que hacer un cambio de potencia a aquella que mejor se adapte a tus necesidades. Este trámite supone abonar una cantidad, (como mínimo unos 11 euros), aunque al bajar la potencia del domicilio, podrás ahorrar mucho dinero en tu factura mensual de luz.

La luz está dada de alta, pero te gustaría cambiar de tarifa:

Es posible tomar el contrato anterior y vigente, con una determinada compañía eléctrica y su tarifa ya contratada. Si lo esto no te convence, eres libre de cambiar de comercializadora. Existen multitud de tarifas que pueden adaptarse a tus hábitos de consumo diarios, e incluso ofrecerte algún descuento por las horas en las que no vayas a consumir luz eléctrica.

La luz no tiene el enganche a la red eléctrica:

Esta es la peor de todas las situaciones, si no hay luz contratada, tienes que darte de alta. Si el punto de suministro de tu vivienda lleva sin usarse más de 3 años, este trámite cuesta dinero. El contrato de alta se tramita con tu comercializadora eléctrica, pero es la distribuidora la que te instalará el contador y activará el suministro.

Por esta razón, el pago de este trámite lo tendrás que efectuar a dicha distribuidora y en la primera factura de luz. En nuestro Blog te explicamos también cómo dar de alta la luz de tu nuevo inmueble.

¡Súmate a la energía 100% verde de Luzia!

La energía es una necesidad básica y, como tal, todos deberíamos tener derecho a tener un buen servicio adaptado a nosotros y que nos trate con sinceridad. Para nosotros, la transparencia no es solo una palabra bonita. Sabemos que hasta ahora te han contado muchas historias sobre el ahorro pero aquí trabajamos de otra forma.

Somos una comercializadora de energía eléctrica 100% verde, que apuesta por hacer las cosas de forma diferente. Y estamos aquí para ayudarte con cualquier duda que se te pase ahora mismo por la cabeza. ¿Te vienes con nosotros? Puedes contactarnos de forma gratuita llamando al 900 922 607, o por vía Email: atencioncliente@luziaenergia.es