energía xxl, energía, energía renovables, energía solar, energía eólica.

#Luzíatips. Trucos para ahorrar luz sin morirte de frío.

¿Estás al tanto de la nevada que está viviendo la gran capital? Si mínimamente estas informado, habrás visto en las noticias el temporal Filomena, las mayores nevadas desde hace 50 años. Los termómetros empujan aún más abajo y tu factura de la luz es cada vez más alta. Y es que el frío en casa se nota más que nunca. ¡Atento a estos #Luzíatips para ahorrar luz en casa!

Dile adiós al horno una temporada. 

Ya han pasado las fiestas navideñas y todas las comidas familiares. Sabemos que os encantan las recetas al horno pero ha llegado la hora de decirle adiós a este electrodoméstico tan atractivo y darle la bienvenida al señor microondas. El microondas es uno de los electrodomésticos más eficientes consumiendo un 75% menos que un horno eléctrico.

Por otro lado, aprovecha bien el calor residual cuando cocines y usa ollas del tamaño del quemador para no desperdiciar calor. Son trucos culinarios muy antiguos pero nunca está de más recordarlos en estas fechas. 

Brasero y calefacción, dos enemigos incompatibles en casa.

Tu factura de la luz lo pasa bastante mal cuando conectas brasero y calefacción a la vez. Además es probable que salte el contador de la luz al no resistir la potencia que hayas contratado. La calefacción es el gran problema en invierno a la hora de ahorrar energía, pero es necesaria para no helarse. Con algunos trucos podrás hacer frente fácilmente a la ola de frío.

Apaga la calefacción por la noche, durante todo el día la casa ya ha cogido la temperatura adecuada. Resulta realmente tentador andar descalzos o ir en mangas cortas por casa en pleno invierno con la calefacción bien alta pero esta no debe superar más de los 21 grados.

Utiliza pijamas de invierno, edredones de pluma y duerme a gusto toda la noche sin derrochar energía.

¿Aprovechas las horas de luz?

Una gran ventana es el mejor amigo del ahorro energético. Aprovecha todo lo que puedas la luz del día dejando las persianas abiertas. Por la noche, persianas abajo para que no se vaya el calor acumulado de todo el día.

Cierra las habitaciones que no se usen y los conductos de ventilación de las mismas. Si aplicas esta rutina cada día, Luzía te asegura un mantenimiento de la temperatura más eficiente en tu hogar. 

 

Un termostato inteligente que ahorra energía. 

¿Podemos controlar la temperatura desde nuestro smartphone? Instala un termostato para programar el encendido, apagado y la duración de la temperatura. Los termostatos inteligentes registran el comportamiento de tu familia y ajustan las temperaturas según las condiciones del medio ambiente

Si bajas tu termostato en 10 grados en la noche y es posible que te ahorres hasta un 10% de tus costos de calefacción. ¡Demostrado!

Procura que tus sudaderas, mantas y batas no cojan polvo. ¡Abrígate!

Enciende la calefacción sólo dónde vayas a estar, el resto de habitaciones las puedes mantener cerradas. Hay que consumir de forma inteligente. Seguro que quien paga la luz no va por tirantes por la casa. 

  • Antes de dormir, apaga la calefacción. 
  • Ajustar el encendido de la calefacción al horario real de ocupación de las viviendas y apagarla por la noche.

Así de sencillo y fácil puede suponerte un ahorro en la factura de la luz. Con Luzía tienes el doble de beneficios, ahorro inteligente y uso de una energía 100% verde y transparente. La energía es una necesidad básica y, como tal, todos deberíamos tener derecho a tener un buen servicio adaptado a nosotros y que nos trate con sinceridad. Analicemos juntos tu factura de la luz haciendo clic aquí.