¿Es posible en España tener en casa electricidad 100% renovable?

Enchufarse a la energía verde tiene doble beneficio. ¡Ahorramos dinero y dejamos de emitir CO2! Pero…¿Es posible en España tener en casa electricidad 100% renovable? Luzia te lo enseña a continuación. Si te preocupa el cambio climático, toca hacer algo para reducir las dañinas emisiones a la atmósfera.¡Vamos allá!

El paso a ser renovable. 

Este año va a ser uno de los más importantes en la historia de las energías renovables. Tanto si quieres ahorrar energía como si te preocupa el cambio climático, ha llegado tu hora de contactar con Luzía. Uno de cada cinco kilos de CO2 lo emitimos en nuestros hogares. ¿Lo sabías?

Es hora de pensar seriamente en el modo de reducir la huella climática doméstica. Tener en casa electricidad procedente de fuentes renovables no solo es posible y fácil, también resulta más barato.  Despreocúpate de tu factura de la luz, preocúpate por el planeta. Porque no solo se trata de ahorrar, también podemos cambiar las reglas del juego. Luzía quiere que cuentes con la garantía de que estás apostando por un consumo 100% verde.

La energía verde no es más cara. 

Luzía ha desterrado la idea de que la energía verde es más cara. Los precios de su energía, una energía 100% verde y transparente, son precios competitivos y en la simplicidad y comodidad para el consumidor. 

Luzía ilumina cada casa con una luz sin CO2 y más barata que la convencional. El potencial verde resulta inmenso. Si España aprovechara todo su potencial renovable tendría electricidad limpia de sobra para todos. Así, el país podría generar electricidad a partir del sol y del viento a un precio de entre 36 y 40 euros por megavatio/hora, por debajo de los 45 o 50 euros que hemos pagado por ella durante 2019. 

¡Fuera mitos sobre la energía verde! El precio que se paga en el mercado por la energía renovable es exactamente el mismo o incluso más barato que por la energía no renovable. El mito de que la energía renovable es más barata que la de origen fósil viene del sistema de fijación del precio de la electricidad que tenemos en España. Este sistema establece que la renovable oferte su producción a precio cero, y el resto de tecnologías ofertan en función de sus costes de producción. 

Enchufarse a la corriente verde implica no solo dejar de emitir CO2, además puede tener beneficios para la economía del hogar.

¿Qué opciones tenemos en España?

Encender la luz no nos sale gratis. Tampoco al planeta. De hecho, el suministro de electricidad, gas, aire acondicionado y agua en 2018 fue responsable del 20,9% de las emisiones de gases de efecto invernadero gases de efecto invernadero en España, principales responsables del calentamiento global: un total de 59,7 millones de toneladas de CO2. ¿Qué opciones tenemos en España?

  1. Autoconsumo.

Poner paneles solares en tu tejado o compartirlos con otros vecinos puede ser una buena opción para ahorrarte unos eurillos de más. ¿De verdad es más barato? La rentabilidad varía, y tardarás entre siete y diez años en amortizar la inversión. 

  1. Comprar electricidad 'no tan verde'.

La segunda opción: comprar electricidad renovable a una compañía privada o empresa pública. De esta manera no consumirás energía 100% verde y por lo tanto no reducirás considerablemente tus emisiones. Lo ideal es apoyar la certificación de energía renovable.

 

 

3.Cooperativas ciudadanas de energía limpia.

Por último, puedes contratar la luz con una cooperativa de energía limpia. Así, por cuotas de entre 50 y 100 euros podemos hacernos socios y obtener parte de la luz limpia que generen. Son las protagonistas de una revolución eléctrica verde. 

4.Luzía. Luzía se consolida como el mejor viaje en dirección hacia lo renovable. Dirige sus esfuerzos en primera instancia al ahorro energético. Como energía verde que utiliza, cambia las reglas reduciendo el impacto medioambiental al mismo tiempo que cuida de tu gasto energético. ¡Por primera vez despreocúpate de tu factura de la luz!