#LuzíaTips: Cómo enfriar la casa sin aire acondicionado

El calor ya está aquí…¡y parece que ha venido para quedarse! Ya te habrás echado a temblar solo de pensar en cómo subirá la factura por poner el aire acondicionado. ¡Pero no te preocupes! Luzía te explica cómo enfriar la casa sin gastar ni un céntimo más de lo necesario. ¡Toma nota!

Ventilar correctamente es lo más importante

Ventilar es necesario y, además tiene un montón de ventajas.

Aunque no te lo parezca, dentro de casa hay muchos contaminantes que flotan en el aire, y abrir puertas y ventanas permite eliminarlos casi todos. También disipa malos olores, remueve el polvo y regula la humedad.

Pero el beneficio que más te interesa en este momento es que ayuda a regular la temperatura de tu hogar. Si quieres saber cómo enfriar la casa mientras ahorras energía, ten en cuenta estos consejos.

ventilar-la-casa

Ventila siempre a primera hora de la mañana

Es el momento más fresco del día, así que ¡aprovecha la oportunidad! Abre puertas y ventanas al menos durante 20 minutos para que el frescor se abra paso en casa. Eso sí, tendrás que echar las persianas en las horas de sol más intensas, o perderás el efecto que has conseguido.

Conecta las habitaciones más frías y más cálidas

¡Conviértete en un estratega de las corrientes de aire! Las habitaciones situadas más arriba o que reciben luz de manera más directa suelen ser más cálidas. Otras, como los sótanos, se mantienen más frescas. Piensa cómo puedes crear corrientes de aire entre ellas.

Coloca los ventiladores de manera inteligente

Recuerda que los ventiladores no enfrían, ¡solo mueven el aire! Si los colocas en las zonas más frescas y los diriges a zonas más cálidas, el éxito está asegurado. Además, si es posible, lo mejor es colocarlos a ras de suelo. El aire frío pesa más que el aire caliente, por lo que lo impulsarán desde la parte baja y refrescarán la estancia. También puedes añadirles agua helada si tienen depósito, o colgarles las típicas bolsitas de hielo. ¡El resultado te sorprenderá!

La noche también es un buen momento para ventilar

Las temperaturas suelen descender y, en más de una ocasión, dormir cerca de una ventana abierta te ayudará a mantener en off el aire acondicionado. Así no solo ahorrarás en tu factura de la luz, sino que cuidarás tu salud y evitarás tener la garganta seca.

ventiladores-refrigerar-casa

Cómo enfriar la casa y mantener el calor a raya. Trucos de la abuela

Quizás te parezca que una buena ventilación no es suficiente. Y seguro que en alguna ocasión te has preguntado qué hacía la gente cuando no todo el mundo podía tener un aire acondicionado. Pues bien, Luzía te cuenta cómo enfriar la casa como lo hacían entonces.

Añade plantas de interior

La naturaleza es sabia y ha dotado a las plantas de una habilidad muy especial para su supervivencia. Estas reducen la temperatura de su entorno mediante un fenómeno que se conoce como transpiración. ¿Y en qué consiste? Pues en absorber el calor y evaporar el agua.

Colocar plantas de interior, sobre todo si son de hojas grandes, hará bajar el termómetro en cualquier habitación. También es buena idea instalarlas en balcones y terrazas. Te dejamos algunas ideas para que descubras cuáles son las plantas que más refrescarán tus estancias. ¡Pero cuidado! No las coloques en los dormitorios. Por la noche emiten CO2 y no conviene respirarlo sin darnos cuenta.

plantas-de-interior

Mojar el suelo

Puede parecer un truco muy básico, pero fregar nuestro hogar con agua fría reducirá la temperatura. Al evaporarse, el agua se llevará parte del calor del suelo. Tal vez no sea el truco más eficiente, pero puedes repetir el proceso varias veces al día.

Otra opción es colocar agua helada en lugares concretos de la casa, ya sea en cuencos o en botellas. Piensa especialmente en los sitios por los que se cuela el aire caliente y ¡voilá! Refrigeración prácticamente gratis.

¡Luces fuera!

Aunque las bombillas más eficientes cada vez se calientan menos, pueden ser un foco de calor. Si mantienes las luces que no necesitas apagadas ahorrarás en tu factura de la luz y, además, evitarás que suban los grados centígrados.

Lo mismo ocurre con algunos electrodomésticos. El lavavajillas, el horno e incluso los ordenadores emiten muchísimo calor. Si los mantienes desconectados, evitarás el consumo fantasma y sentirás cómo se refresca la habitación en pocos minutos.

Y si no quieres preocuparte por nada…¡cuenta con Luzía!

Si después de aplicar todos estos #LuziaTips aún tienes calor y necesitas poner el aire, ¡no te preocupes! Luzía quiere que pagues lo justo por tu factura de la luz y por eso te ofrece energía 100% verde a precio de coste. Pagarás la electricidad a precio de mercado y te sentirás como si fueras tu propia comercializadora. ¿A qué esperas? ¡Pásate a Luzía!

Nuestra energía es 100% verde

Porque nos gusta cuidar del planeta tanto como nos gusta cuidarte a ti