¿Por qué sube el precio de la luz? ¿Quiénes son los más afectados por estas subidas?

Las altas temperaturas y la ola de calor que hemos sufrido en todo el país han causado una gran subida en los precios de la luz que ha batido récords históricos en este mes de agosto. Tras varias semanas en alza, por fin parece que los precios bajan pero se mantienen en más de 100 euros/MWh. Es decir, tres veces el precio que se estableció el año pasado en la misma época. Pero, ¿por qué sube el precio de la luz? Los principales afectados son aquellos con una tarifa PVPC. ¿Qué es esta tarifa y por qué les afecta más? ¡Te lo explicamos!

Para poder entender estas subidas y bajadas del precio de la luz tenemos que hacer un pequeño repaso de cómo se establece el precio de la luz:

 

Entonces, ¿cómo se fija el precio de la luz?

Desde que se genera la electricidad hasta que llega a nuestros hogares, la energía recorre un largo camino. En primer lugar, entran las empresas generadoras de energía que se dedican a transformar dicha energía en electricidad ya sea eólica, hidráulica, solar o termodinámica. ¿En qué se diferencian? En los recursos que utilizan para lograr electricidad que pueden ser naturales como el sol, el agua, el viento… o recursos fósiles. Estos últimos son cada vez más escasos y, por lo tanto, cada vez más caros.

Una vez se ha generado la electricidad, hay que distribuirla a través de una red eléctrica. Las encargadas de esta tarea son las empresas distribuidoras como OMIE y son ellas las encargadas de fijar el precio.

Así es, este precio se establece en un mercado mayorista a través de un sistema de subastas marginalista. Pero, ¿qué significa todo esto? ¡Te lo explicamos! La energía que se genera, va entrando en la subasta en orden de coste y la última en participar es la que marca el precio de la luz. Es decir, la más cara. Las empresas distribuidoras venden esa electricidad a las comercializadoras al mismo precio para todas. Entonces, ¿de dónde viene la diferencia?

 

Infografía distribución electricidad

Diferencia entre mercado regulado y mercado libre

La diferencia viene del tipo de tarifa que tengamos contratada. Las tarifas PVPC (Precio voluntario del Pequeño Consumidor) solo son ofrecidas por las comercializadoras de referencia ya que están supervisadas por el Gobierno de España. Y el precio de estas tarifas está marcado por la subasta que hemos comentado anteriormente. Por eso, si el precio de la subasta sube, también lo hace la factura de la luz. Es decir, las subidas y bajadas se trasladan directamente a la factura de la luz de los consumidores con este tipo de tarifa.

Sin embargo, aquellos que tienen una tarifa contratada en el mercado libre, suelen tener un precio fijo establecido previamente mediante un contrato entre la comercializadora y el consumidor. Por eso, no nota estas subidas ya que paga por la energía consumida a un
precio fijo.

Entonces, ¿es mejor una tarifa de libre mercado? Luzía cree que la mejor opción es una tarifa que se adapte a ti.

 

Entonces, ¿por qué sube el precio de la luz?

La causa de la subida del precio de la luz es, principalmente, meteorológica y es muy habitual con las olas de calor como la que hemos vivido este mes de agosto. ¿Por qué? Porque si hay poco viento y pocas lluvias, se consigue menos energía eólica e hidráulica y, por lo tanto, estas se encarecen debido a la poca oferta y a la mucha demanda.

La menor presencia de este tipo de energías implica la introducción de otras tecnologías más caras como las centrales termoeléctricas que generan gas natural. Y, como hemos mencionado son energías más caras porque su coste de producción es mayor al utilizar recursos naturales cada vez más escasos y las penalizaciones que tienen que pagar.

Por todo esto, Luzía te ofrece siempre energía 100% verde y transparente. Es decir, energía 100% renovable con una tarifa plana en la que pagarás lo mismo mes a mes. Olvídate de las subidas, las subastas. ¡Qué el precio de la luz no te quite el sueño!

Nuestra energía es
100% verde

Porque nos gusta cuidar del planeta tanto como nos gusta cuidarte a ti

    Suscríbete a nuestra newsletter